Que la armónica te acompañe, Luke.